DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE BIRDMAN

El siguiente artículo contiene MUCHÍSIMOS SPOILERS , así que si no has visto la película deberías hacerlo ahora mismo, en serio, ahora. Pero luego vuelve para leer este artículo – estará aquí a la vuelta, no te preocupes- y déjame un comentario con tu opinión.

Probablemente ya sabes que Birdman , la película que ha ganado el Premio de la Academia a la Mejor Película del 2014 (junto con el de Mejor Director y Mejor Guión Original), es la historia de un actor fracasado , Riggan Thomson, famoso por interpretar a Birdman, un superhéroe icónico, en el pasado; y cómo se enfrenta a su ego e intenta recuperar su familia, su carrera y a él mismo en los días previos a la inauguración de su obra de teatro, cuyo éxito podría resolverlo todo. Sí, eso es casi literalmente la sinopsis oficial, y se podría decir que toda la película, superficialmente. Pero Birdman es también mucho más; fácil de percibir pero difícil de explicar :

imagen

Es la inesperada virtud de la ignorancia

Este título secundario podría ser sólo una anotación para que la gente no confunda la película con una simple película de superhéroes pero también puede ser interpretado como la mejor descripción para la obra:

El público acompaña Thomson-Birdman (porque van juntos) a lo largo de la película, literalmente (gracias a los efectos logrados por la cámara en ese simulado eterno plano-secuencia). Así que pronto entendemos todo lo que está pasando en su vida y en su mente, que a menudo convergen. Birdman, su mente, es la película de superhéroes, y Riggan es la inesperada virtud de la ignorancia.

El título de “La inesperada virtud de la ignorancia” proviene del nombre que Tabitha, la periodista encargada de la crítica de la obra de Riggan en la película, da a su opinión de la noche de la inauguración en la que explica que, a pesar de Thomson es ignorante de teatro como un arte (o tal vez debido a esta ignorancia ), es capaz de dar a luz a una nueva forma de teatro (eso es la  virtud ) que sólo puede ser descrita como “súper-realismo.” Y una vez que caes en el origen del título, la extrapolación de esta idea a la creación de la propia película simplemente… hace click.

imagen

La ignorancia se convierte en la producción de una comedia de humor negro por un director y guionista de dramas en un innovador único plano-secuencia simulado cuyo propósito es crear un tono súper-realista gracias al efecto visual. Y el logro de esa locura de proyecto es la virtud .

Es una película de superhéroes

Pero no podemos ignorar el hecho de que estamos viviendo en la era cumbre del cine comercial de superhéroes. Y, como se dijo antes, la aparición de Birdman (la mente de Riggan) como un personaje en sí mismo, y el hecho de que sea un superhéroe, hace que Birdman sea en cierta medida una película de superhéroes… aunque definitivamente no se parece a ninguno de los de los universos cinematográficos de Marvel o DC.

Algunos han encontrado que Birdman es una película “, pretenciosa,” “hipster”, (que se ha convertido en un adjetivo despectivo, signifique lo que signifique) o incluso “aburrida” … y creo que eso se debe en parte a una malinterpretación de la misma por el hecho de que es difícil concibir que se encuentra dentro de un género particular que no abandona el de superhéroes a pesar de todo el contenido que la lleva mucho más allá.

imagen

Es un espejo de verosimilitud

imagen

Se han hecho ya muchas comparaciones, fácilmente, entre Riggan Thomson y Michael Keaton, el actor fracasado que pasaba a la historia por ser el (en mi opinión mediocre) Batman creado por Tim Burton, y Edward Norton y su personaje Mike Shiner, ambos actores de gran talento y aclamados en el pico eterno de su carrera. Y, por supuesto, la elección del reparto no fue casual, sino un trabajo meticuloso que hace que el mundo de Birdman sea la obra de “súper-realismo” que es.

Ese mundo es, de hecho, un espejo perfecto del nuestro, con rasgos específicos que ayudan a que sean casi idénticos como las redes sociales (Twitter) o estrellas del pop actuales (como el mencionado Justin Bieber) y así sea lo más realista posible. Esto nos ayuda a compararnos con los personajes, hacer de sus problemas nuestros y nuestros problemas de ellos y entender un poco más sobre nosotros, y ellos.

imagen

Es un misterio

imagen

En Fashion Beast , una novela gráfica de Alan Moore, se describen a los dos personajes principales como “una mujer que parece un hombre que parece una mujer, y un hombre que parece una mujer que parece un hombre” y esa genial descripción “trabalengüística” de los personajes es realmente clave para la historia. En Birdman, aunque quizás no intencionalmente, han generado la misma confusión porque, durante toda la película, no estamos seguros de si Riggan es un hombre que cree que es un superhéroe que cree que es un hombre o Birdman es un superhéroe que cree que es un hombre que cree que es un superhéroe … y el final no aclara nada y está abierto a interpretaciones.

El último artículo que he leído sobre Birdman afirma que, desde el punto de vista narrativo, el final arruina el tono de la película. El autor del artículo concluye que cuando Sam mira por la ventana y mira al cielo, sonríe porque su padre está volando. Esto significaría que los episodios psicóticos experimentados por Riggan a lo largo de la película no eran causados por problemas mentales si no que en realidad había tenido o adquirido poderes. O Sam estaba drogada y se estaba imaginando todo.

Pero lo más probable es que cuando Sam ve a su padre ha saltado por la ventana, muerto en el suelo, entiende que es la última cosa que debía hacer para ser totalmente libre. Al fin y al cabo, ya ha logrado su meta vital con el éxito de su última actuación que le hará ser recordado como un actor revolucionario en la posteridad; se ha reconciliado con su hija y su ex-mujer; y finalmente, acepta que, después de todo, su mente pertenece a Birdman y tiene que volar (en el sentido figurado.) Muere habiendo cumplido su mayor propósito en la vida “ser querido, sentirse querido en la Tierra.”

Por supuesto, el final no muestra nada para estar abierto a la interpretación, y hasta que recibamos una explicación de los guionistas, todos las interpretaciones son válidas en cierta medida. ¡Pero! si prestas atención a ciertos mensajes en la película, la interpretación de la muerte de Riggan (y por ende, que Birdman era realmente un producto de su mente) de repente se coloca como la más certera. Estas señales se encuentran en la historia que Riggan está adaptando en su obra de teatro y en el poema citado en la apertura de la película.

Es un homenaje a la literatura

imagen

“De qué hablamos cuando hablamos de amor,” es un relato escrito por el escritor estadounidense Raymond Carver a principios de los años 80. En él, como en la obra de teatro que vemos que están interpretando en Birdman , dos parejas discuten acerca de lo que significa el amor… aunque en la historia original no hay ninguna escena retrospectiva dedel momento en el que Terri y Mel son interrumpidos en la cama por el ex-marido de Terri con una pistola, como vemos en la obra de Thomson.

Sin embargo, la mayoría de los diálogos del relato salen en la película y son totalmente relevantes para la trama (aunque recomiendo leer la historia para entender completamente el mensaje que a veces, el amor -o una sensación confundida con el amor- es tan grande que se puede matar por ello.) Y eso es exactamente lo que hace Thomson: se mata a sí mismo (después de un primer intento motivado por lo mismo) por su amor al Arte, por su actuación, y por su amor a sí mismo. Al fin y al cabo, superficialmente, Birdman es la historia de la crisis de un ego.

La interpretación del final también está respaldada por la cita que aparece al principio de la película, también de Raymond Carver, que tiene un mensaje muy similar a la del relato:

imagen
«¿Conseguiste lo que querías de esta vida?, aún así» «Lo hice» «¿Y qué querías?» «Decirme que soy querido, sentirme querido en la Tierra.»

Esta es la clave definitiva para entender la película: ya ha cumplido su propósito, puede volar. (Quizá deba antes de que se vuelva a convertir en un simple recuerdo de aquél actor loco que interpretó a un súperhéroe en los 80 y después recorrió Times Square en calzoncillos y se pegó un tiro en directo. Al fin y al cabo, siempre recordamos a los que mueren en su momento de gloria más que a los que viven con la ilusión de que tuvieron éxito hace mucho tiempo).

Pero el homenaje literario no acaba en Raymond Carver. Es obvio que Iñárritu, como mexicano, ha importado a su guión los rasgos del género más importante de la literatura Latinoamericana del siglo 20:  el realismo mágico. De ahí ese efecto de la mezcla del mundo “súper-real” de Riggan con el mundo de fantasía de Birdman de la que hablábamos antes.

Es ¿una obra maestra?

Por supuesto, no podemos hablar de Birdman sin mencionar el dominio técnico de la obra. Este fue logrado gracias a una gran idea, un gran director, y también un gran equipo de operadores de cámara, una edición increíble … Esa conjunción de genialidad crea ese mundo real libre de ediciones, y hace que la audiencia forme parte del mismo. ¡Ah! Y también se debería destacar la banda sonora, simple pero increíble y con un enfoque muy original.

Birdman establece un nuevo estándar para el cine comercial y va a establecerse como una de las obras maestras de la cinematografía.

Es personalmente, una favorita

Mi amor incondicional a Iñárritu como director me lleva acompañando casi la mitad de mi vida, desde que vi su “Trología de la muerte” ( Amores perros , 21 gramos y Babel ) que ya le había establecido como uno de los cineastas más originales de su generación . Así que, sí, estaba muy emocionada por Birdman antes de que fuera estrenada y verla fue lo primero que hice cuando regresé a Inglaterra tras las navidades, ya que en España no se estrenó hasta más tarde. Hasta el momento en el que la vi, conseguí evitar toda clase de spoiler (no me gusta ni siquiera ver trailers o leer sinopsis de más de una línea) excepto que estaba dirigida en un solo plano-secuencia pero, por el diseño de los carteles, el título y el increíble elenco que tenía (aunque para mí Michael Keaton siempre será Beetlejuice), sabía que iba a gustarme. Y, efectivamente, al acabar casi no pude contener las ganas de levantarme y aplaudir efusivamente.

Supongo que también me gustó tanto porque AMO los planos-secuencia. Creo que en la mayoría de películas se debería intentar lograr ser lo más realista posible (dentro del mundo de la misma) para conseguir la mejor experiencia posible para el público. Y, por supuesto, la edición es muy importante para esto ya que una película con una edición tan fluida que parece libre de edición puede conseguir que el espectador se encuentre dentro de las imágenes como si lo estuviera experimentando de primera mano. Por esta razón, la película mejor dirigida para mí (esto es raro viniendo de alguien que dice saber sobre el cine, porque sus críticas no son muy buenas) fue siempre La Soga , de Alfred Hitchcock. Hasta que llegó Birdman.

imagen
No te preocupes, Hitchcock, Psicosis no la reemplazaría por ninguna película en el mundo.

Originalmente publicado en Ekho Magazine. (inglés)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s