El misterioso paradero de Kim Jong-un

Hace 40 días, la televisión norcoreana perdió más de la mitad de su programación al dejar de emitir imágenes de su amado líder. La ausencia de la cara afable de Kim en las pantallas imperecederas de las humildes casas de sus ciudadanos  duró seis semanas, siendo interrumpida ayer cuando reapareció en la grabación de una visita al distrito científico de Pyongyang.

El misterio del paradero de Kim Jong-un, el dictador del estado del terror Trending Topic eterno en la red y en los medios de comunicación, se une al resto que rodean sus desconocidos (y cerrados) dominios, y nos ha hecho barajar múltiples teorías para justificarlo (algunas tan ridículas que incluso estan a la altura de “La República Popular Democrática de Corea” – hasta el propio nombre oficial es una parodia). Pero aquí estoy yo para que dejéis vuestras dudas y comeduras de tarro y sepáis la verdad: Kim Jong-un ha estado de vacaciones en un parque de atracciones. Analicemos los hechos:

Sabemos que Kim Jong-un es un apasionado de los videojuegos pero, además, la pasión por los parques de atracciones corre por los genes Kim. Remontémonos si no a mayo del 2001, cuando Kim Jong-nam, el primogénito del entonces dictador norcoreano Kim Jong-il y heredero del gobierno de Corea del Norte, fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Narita en Tokio, Japón, por llevar un pasaporte falso bajo el alias Pang Xion (literalmente, según Wikipedia, “Oso Gordo”). Pero no pienses mal, no iba a hacer espionaje, ni a huir de su país, ni siquiera a abducir japoneses… Kim Jong-nam quería vivir en sus propias carnes la magia de Disneyland, seguramente inducido por los espectáculos de danza de su país en los que utilizan (ilegalmente) las imágenes de la empresa infantil americana.

Y aunque el propio Kim Jong-un quizá no arriesgue su puesto por visitar un parque de atracciones en el exterior,  también siente un gran amor por ellos. Recordemos que hizo pública la relación con su mujer visitando uno de los parques de atracciones construidos bajo su mandato, el Patio del placer de la gente de Rugna de Pyongyang. También ha hecho realidad el miniCorea (un parque temático con la representación del país en miniatura, pero sin los campos de concentración y los muertos de hambre) y culminó el proyecto de el parque acuático de Munsu, donde se puede pasar un fabuloso y refrescante día por el módico precio de 200 won (lo equivalente a 2,5 euros, una décima parte del salario mensual). Habrá un 28% de niños famélicos en su país pero tienen donde divertirse, oye. Porque esos no son los únicos parques temáticos, Corea del Norte ofrece mucho más, como la decadente feria de Mangyongdae que fotografió la revista Vice.

Está claro que si Kim desaparece 40 días ha tenido que ser por una causa mayor, algo que le conmueva tanto como su gran amor a los parques de atracciones. (Porque, además, son lugares que esconden tanto como la dictadura asiática, solo hay que leer este artículo sobre los secretos de Disneyland, en el que aparece el mapa de los túneles secretos que, seguramente, vuelva loco de amor a Kim Jong-un).

Kim Jong Un rides on one of the amusements

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s